Republica Dominicana

Editorial de la Directora Ejecutiva

Las ciudades son entidades vivas, dentro de las cuales ocurre una dinámica intensa provocada por las actividades humanas, entre ellas, las necesidades de desplazamiento, más en naciones donde la densidad poblacional es mucho mayor en zonas urbanas, como sucede en la República Dominicana, donde más del 80% de la población se concentra precisamente en zonas urbanas, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE).

La relevancia de cómo se produce ese flujo de personas y bienes, no solo en lo local, sino también como este se interconecta con otros flujos provenientes de redes internacionales, ha sido acuñado por expertos como Parag Khanna como “conectografía”, para significar que hoy importa más como se conectan las ciudades que sus propias fronteras.

Pero para poder gestionar inteligentemente una ciudad, o en el caso que nos ocupa, para gestionar inteligentemente la movilidad, es necesario disponer de información objetiva, información que permita ver de manera oportuna lo que está sucediendo para tomar medidas que te permitan gestionarla de manera eficiente y sostenible. Así es que después de la creación del Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT) pasamos de una etapa de políticas públicas de movilidad y seguridad vial dispersas e inconexas, a otra era donde ahora estas políticas se diseñan, implementan y evalúan de manera integral, con criterio científico y basándose en datos objetivos.

Este primer boletín del Observatorio Permanente de Seguridad Vial pretende ser el inicio de un mecanismo idóneo para mantener informada a la población en general de los avances en el cumplimiento de los fines del Plan Estratégico de Seguridad Vial 2017-2020, cuyo objetivo principal es reducir en un 30% las muertes por accidentes de tránsito al año 2020, así como también esta publicación se convertirá en la voz del INTRANT para comunicar a la sociedad dominicana de las iniciativas emprendidas por el Gobierno en el sector del transporte.

En esta primera entrega, nos alegra informar de la reducción en un 10% de las muertes por siniestros viales, entre los años 2016 y 2017, un logro producto del esfuerzo por parte del Gobierno Dominicano, encabezado por el Presidente de la República, Lic. Danilo Medina, quien a partir del año 2016 impulsó toda una reingeniería institucional, así como toda una reforma jurídica y normativa en materia de seguridad vial que está dando sus frutos en el más noble objetivo que un Estado pueda tener, el de salvar vidas.

La implementación de la Ley Núm. 63-17 de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial, implica un cambio de paradigma en la gestión de políticas públicas de este tipo en nuestro país, implica asumir la filosofía de lo que se conoce como Smart Movility (Movilidad Inteligente), para gestionar de forma más eficiente y sostenible el transporte, utilizando la tecnología como apoyo fundamental, que traducida al sector se conocen como Sistemas Inteligentes de Transporte (ITS por sus siglas en inglés).

Finalmente, queremos agradecer el apoyo mostrado por todas las instituciones que se constituyen en fuente primaria de información para nuestro Observatorio, como son el Ministerio de Salud Pública, el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), la Casa del Conductor, el Centro del Automovilistas, la Administradora de Riesgos Laborales Salud Segura (ARLSS), la Comisión Militar y Policial del Ministerio de Obras Públicas (COMIPOL), a las que sin duda se irán sumando otras, porque todos somos necesarios para materializar este cambio.

 

Ing. Claudia Franchesca de los Santos, Directora Ejecutiva del INTRANT





Tamaño letra

Contraste

Otros